Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La dieta antioxidante persigue depurar el organismo
y facilitarle una alimentación cuidada.
La Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML
ofrece a sus pacientes dietas personalizadas
La dieta antioxidante sirve para evitar el envejecimiento
prematuro y ralentizar el envejecimiento normal.
La dieta antiaging de IML tiene
una fase depurativa y una fase antioxidante.
IML ofrece a sus pacientes
menús y recetas para realizar una dieta detox.
  

La acción oxidante de los radicales libres en el organismo

¿Qué son los radicales libres?

El átomo es la unidad básica y estructural de la materia. Está formado por un núcleo constituido a base de protones (carga positiva) y neutrones (carga neutra), sobre este núcleo se encuentran rotando los electrones (carga negativa).

Por lo general, cada electrón del átomo tiende a formar pareja con otro electrón de rotación contraria. Sin embargo, en el oxígeno esto no ocurre, puesto que posee dos electrones sin su pareja correspondiente, por lo que tiende “a robar electrones” de las partículas que están a su alrededor. Por lo tanto podríamos decir que el átomo de oxígeno es un elemento altamente reactivo y busca un átomo con el que pueda intercambiar sus electrones.

Este hecho tiene dos aspectos: desde el punto de vista del beneficio el átomo de oxígeno es un elemento imprescindible en el organismo cuando se suceden reacciones de intercambio de electrones, pero también se puede convertir en un elemento tóxico puesto que durante el proceso se convierte en una amplia variedad de sustancias con propiedades oxidantes entre las que se encuentran los radicales libres.

Los radicales libres están implicados en el envejecimiento celular

Los radicales libres están implicados en el envejecimiento celular

Los radicales libres se definen como átomos altamente inestables y muy reactivos, generalmente de oxígeno, que por estar implicado en múltiples reacciones orgánicas se considera como un elemento fundamental en el desarrollo de la vida.

¿Dónde se generan estos radicales libres?

Los radicales libres pueden generarse de forma interna o de forma externa:

  • De forma interna se generan a través de los procesos normales del organismo como, por ejemplo, durante el metabolismo de los alimentos, la respiración y durante el ejercicio.
  • De forma externa se producen a través de la polución industrial, la radiación, el tabaco, los medicamentos, los pesticidas y los aditivos químicos que se encuentran en los alimentos procesados.

¿Cómo actúan los radicales libres?

Los radicales libres producen un daño a la célula en diferentes niveles:

  • A nivel de membrana: puesto que atacan a los lípidos y proteínas de la membrana celular, lo cual implica que las células no pueden realizar adecuadamente sus funciones de transporte de nutrientes, eliminación de deshechos y división celular, entre otros.
  • A nivel del ADN: los radicales libres atacan a este material genético impidiendo que se produzca la replicación celular.

Sin embargo, no todos los radicales libres son perjudiciales ya que nuestro cuerpo es capaz de producirlos con propósitos específicos, por ejemplo, las células del sistema inmunitario, más específicamente los macrófagos y neutrófilos, son células con un gran consumo de oxígeno, capaces de producir radicales libres para destruir a virus y bacterias. El problema es que cuando este proceso se “dispara” y no hay antioxidantes capaces de cortar este proceso a tiempo se empiezan a dañar también células sanas.

Por tanto, los radicales libres impiden el buen funcionamiento de la célula a la vez que dificultan su reparación y creación de otras nuevas. Los radicales libres se encuentran implicados en el proceso de envejecimiento celular.

¿Desea más información? »

¿En qué enfermedades están implicados los radicales libres?

Estrés oxidativo

En las células de cualquier organismo impera un entorno reductor preservado por enzimas, las cuales mantienen este entorno mediante un constante aporte de energía metabólica. Los desequilibrios en este estado “redox” pueden ocasionar efectos tóxicos debido a la producción de peróxidos y radicales libres, que producen daños en los componentes de las células incluyendo ADN, lípidos y proteínas.

Como ocurre en otras ocasiones, la aparición de los radicales libres no desencadena un proceso de mayor importancia si el organismo en el cual ocurre disfruta de un estado bueno de salud. Sin embargo, si el organismo en el cual aparecen estos radicales libres no tiene un estado de salud óptimo estos radicales libres pueden aumentar de forma descontrolada produciendo lo que se conoce con el nombre de estrés oxidativo.

El estrés oxidativo es un proceso caracterizado por un desequilibrio entre la producción de especies reactivas del oxígeno, es decir, de radicales libres y la capacidad del organismo para eliminar estos reactivos o para reparar el daño ocasionado por estas especies.

En el ser humano, el estrés oxidativo está ligado íntimamente a la aparición de muchas enfermedades como consecuencia de la peroxidación de las estructuras que componen las células, sobre todo el componente grasa (fosfolípidos, lípidos, lipoproteínas o colesterol).

Cáncer

Los radicales libres originan daños a nivel del ADN de las células pudiendo originar células malignas mutadas.

Envejecimiento prematuro

Debido a la peroxidación de los ácidos grasos de la membrana celular y a daños en la secuencia del ADN de la célula, se produce un envejecimiento prematuro.

Patología cardiovascular

Causado por la oxidación de LDL en el endotelio que actúa como precursor de la formación de placas.

Cataratas

Las cataratas se producen por modificaciones irreversibles en las proteínas que conforman el ojo.

Enfermedades degenerativas

Los radicales libres están presentes en enfermedades degenerativas como:

  • Parkinson.
  • Esclerosis múltiple.
  • Alzheimer.
  • Demencia senil.

¿Desea más información? las condiciones. Cargando consulta